Frase del mes


«La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos.»
Dario Fo

«Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para subirse a un árbol, se pasará el resto de su vida pensando que es un inútil.»
Albert Einstein

jueves, 16 de octubre de 2014

El pensante

El pensante es aquella persona que vive su vida a través de varias dimensiones. Pensando.

Una de mis familiares siempre me ha dicho que lo más pesado de este mundo es lo que menos pesa...los pensamientos. Una carga mental necesaria como el aire y la comida, aunque en términos comparativos con esto último...en exceso es completamente perjudicial para la salud porque pensando acabas creyendote como real lo más oscuro que habita en tu mente. Y esa es la autoflagelación que tenemos en las noches, a un nivel no percibido a priori pero te imposibilita poder dormir.

Por otro lado, un pensante es capaz de emular cualquier situación irreal y sentirla como si fuese real. En mi caso, ayer me imaginé a mí misma saltando varios metros por las escaleras de la estación, como si la gravedad fuese un mito. Y es que saltar tanto debe ser una liberación, casi como volar alto pero con la emoción de un nuevo impulso pateando la tierra en búsqueda de ascensión, aire y nubes. Entonces te das cuenta de que el mundo tiene color sólo a través de tus ojos y de que todo funciona siempre insípido, gris y vacío.

Lo más raro del asunto es que si tuviésemos alas o piernas más fuertes no lo valoraríamos, poco tardaría en que esa habilidad formase parte de la cotidianedad diaria, un ejercicio más, olímpico, sin más extensión que la medida numérica de un jurado. Será eso, que a veces nos desteñimos nosotros mismos y nos volvemos grises al no aceptar lo cotidiano como extraordinario. El caso es que si todo siempre es igual, acabamos formando parte como un mueble de cemento más de la ciudad.

1 comentario:

gerardo mendes dijo...

En las noches los insomnes se hacen presentes y los pensantes dejan su tributo a la vida para seguir un día más